GRUPO SCOUT AERONAVAL Nº 84 - TENIENTE DE MARINA PILOTO AVIADOR NAVAL "RAMON ENRIQUE MARTINO" ASUNCION - PARAGUAY

Diseñado por el Dpto. de Informática del Grupo Tte. Martino Copyringht 2011 © Todos los Derechos Reservados
 

LA VIDA ESPIRITUAL EN EL CAMPAMENTO



"La vida religiosa no puede reducirse a cinco minutos de oración y una o dos misas por semana. De la misma manera que la vida de la inteligencia no se reduce a los ejercicios escolares, o la salud a un cuarto de hora de gimnasia. En el campamento, la vida religiosa será, para un scout, una manera de vivir en cristiano, en íntima relación con Jesucristo."

La aventura no principia en el autobús que conduce al excitado grupo al campamento. Todo el clima de la mañana, la tropa y la brigada durante el año, todo el clima de la familia de cada muchacho/a contribuirá a hacer triunfar – o fracasar – la vida religiosa del campamento. No se improvisa más fácilmente la cualidad cristiana de un campamento, que el espíritu de seisena, patrulla y brigada. Pero el campo de manada y torpa es un tiempo de gracia, un momento privilegiado, un lugar cimero. No es solo el fruto de un año de esfuerzos. Puede ser también la ocasión excepcional de caminar hacia delante y de hacer descubrimientos.

 

La vida religiosa del campamento depende en gran manera de la vida religiosa del Jefe de Grupo, de Akela, del Jefe de Tropa y de Brigada. Si están verdaderamente unidos a Dios, y deseosos de hacer su voluntad; si aman al Padre celestial, si están atentos a su Espíritu, los scout bautizados y en estado de gracia vivirán en presencia de Dios. Sin duda alguna, conservarán todos sus defecto0s, todavía pecarán – cosa, por lo demás, prevista en el programa de la vida cristiana - , mas se mantendrán atentos a la espera de Dios.

La vida de los Jefes en los distintos campos es difícil y fácil a la vez. Existen muchas otras cosas para hacer y para pensar y todo el mundo sabe que un campamento no es un lugar de retiro espiritual. Pero el sentido de la responsabilidad, la alegría de la presencia de los muchachos/as, el marco de la naturaleza, lo colocan muy a menudo en situación de plegaria para “que todo se realice bien”, y en estado confianza, de humildad, de disponibilidad, de adoración. Si el Jefe del Grupo y todos los otros jefes rezan conjuntamente algunos minutos durante la tarde o por la mañana; si piensan en Dios todo el día y realizan su trabajo pensando que están bajo su mirada y en sus manos, los Scouts percibirán forzosamente algo de este diálogo religioso.

Con ocasión de una actividad, de un incidente o de un accidente; a propósito de cualquier acontecimiento, de una disputa o de un juego, del retraso de una comida o bien por causa de la lluvia; a continuación de un encuentro o de una velada, el jefe dejará trasparentar la cualidad religiosa de su alma. Que desconfíe de los sermones y aun de las homilías. Se trata de un género literario muy difícil en el que los mismos capellanes Scouts no están muy seguros de tener éxito. Por el contrario, ha de gustarle conversar y bromear con los scout hasta conseguir que los muchachos/as expresen sus pensamientos y lo mejor que ellos mismos tengan. Por haber sabido encontrar un tema religiosos para gran juego, no crean haber conseguido una maravilla; mucho mejor será que, después de un gran juego profano, actúe en cristiano frente a los vencedores o los vencidos.

La educación religiosa no se consigue simplemente con palabras “piadosas”, sino por la lente formación de los reflejos cristianos de f, de esperanza y de caridad; por la educación paciente de la vida teologal. Así pues, no es hablando en “religioso” cómo los jefes contribuirán a la formación cristiana de sus Scouts, sino actuando y reaccionando con estilo evangélico. Muy bien puede pasar que los scout – y aun los jefes – cometan algún pecado durante el campamento. Situado al principio o en la segunda quincena del segundo mes de vacaciones, un tiempo largo después de las primeras comuniones y de las confirmaciones, el campamento ofrece una excelente ocasión para la confesión. La presencia del capellán scout durante algunos días favorecerá la confesión de los muchachos/as – y de los jefes – que lo deseen. Es excelente que sea precisamente el Jefe de Grupo quien invite a los muchachos/as a que se confiesen  y prevea, durante la jornada, cierto tiempo libre para tal efecto, los lobatos para confesarse no deben perder su sueño, ni sus actividades normales, ni deben ser llevados de la mano hacia el sacerdote. El capellán scout si puede  permanecer durante todo el campamento, hará pasar normalmente las pruebas religiosas. Pero los jefes habrán ayudado a los scout a prepararlos; les habrán indicado el  programa.


La presencia del capellán scout permitirá la celebración de algunas misas en el campo. ¿En una capilla o al aire libre? Los pareceres se dividen. Una pequeña capilla, sobre todo si es bonita, ofrece mayor intimidad y menos distracciones. Las lecturas y los cantos resuenan en ella mejor. El sol, la lluvia y los mosquitos perturban menos la reunión. Pero raramente el atare está situado de cara a los fieles, los ornamentos a menudo son muy viejos y las imágenes un poco desconcertantes... Por otra parte, no siempre se dispone de una pequeña y bonita capilla. La misa al aire libre – según las disposiciones del culto – seduce siempre a los muchachos/as. La naturaleza es un cuadro magnífico para orar. Y es una novedad; es una característica del campamento y no se parece en nada a la misa del colegio o de la parroquia. Los scout habrán pasado en esta misa de campamento durante largo tiempo; la habrán preparado. Son sus intenciones las que serán presentadas al Señor; son ellos los que dialogarán con el sacerdote. Para muchos será la primera ocasión en que participarán verdaderamente en la misa. Ello puede repercutir en toda su vida espiritua.

Los días sin misa, la oración de la mañana puede hacerse en el altar. Para la oración vespertina puede iluminarse con dos velas una imagen de la Virgen María. Es la iglesia del campamento. Y si el sacerdote confiesa, será allí donde lo harán más a gusto. Es allí (o en el oratorio) donde los scout podrán encontrar un evangelio para leer durante la siesta o unas revistas religiosas para mirar. Es allí donde aprenderán a servir la misa. Normalmente son los jefes los que están encargados de cuidar el maletín-capilla. Deben darle un vistazo antes del campamento para que no falte nada  todo esté en orden y limpio.

La misa debe ser el gran momento de la vida religiosa del campamento. Es preciso preguntarla. El capellán scout, la vigilia por la tarde, reúne a los muchachos /as y les reparte la tarea. Se necesitan monaguillos –de los cuales uno al menos ha de saber ayudar-, lectores, monitores encargados de dirigir los movimientos litúrgicos. Se prepara una lectura en voz alta, controlada por el Encargado de Liturgia o por el capellán scout. Se pu8ede también ensayar las respuestas colectivas para que los scout no tengan miedo de hacer oír su voz. Desconfiar de los estribillos y aún más de las novedades cantadas en “solo” por el único que las conoce. Lo que puede parecernos excesivamente oído, a menudo no lo es para los scout, y las bellas fórmulas que se saben de memoria pueden ayudar mejor a orar que las palabras mal sabidas y barboteadas.

El Encargado de Liturgia no dudará en hacer  oír su vos, para llamar la atención de la asamblea que se alborota; para señalar una intención a la plegaria; para hacer resaltar un gesto del sacerdote, leer una de las oraciones del ordinario o suplir un silencio de un scout que ha olvidado su lectura. Es responsable de la actitud de los scout y el sacerdote que oficia la misa no puede interrumpirse para dar una explicación o para corregir una situación. Puede hacerse una procesión de entrada con un canto apropiado. Igualmente pueden los scout aportar todo lo necesario para la celebración de la misa: el ara (altar), el misal, la casulla, etc. Una palabra explicando el significado de cada uno de dichos objetos, cautivará la atención de los muchachos /as. Existen algunos momentos importantes en los que será preciso recordar la necesidad de permanecer absolutamente inmóviles y correctos de porte: consagración, padrenuestro, comunión, etc. Mejor será precisar por adelantado si han de poner una sola rodilla en tierra o si han de arrodillarse del todo; indicar que no es necesario poner la boina debajo de las rodillas, ¡tan limpias y frágiles no obstante!; advertirles que no deben tirar el misal al suelo, sino depositarlo cuidadosamente; que se mantengan derechos sobre sus dos piernas y que no pasen el tiempo rascándose la espalda.

En cuanto a la ofrenda de la hostia, pueden adoptarse diversas actitudes, es mejor determinar, antes de la misa, cual de ellas se adoptará: ha de ser amplia, digna, claramente explicada. Lo mismo puede decirse en cuanto a la comunión. Puede acontecer que todos los scout comulguen en el campamento. Pero deben sentirse completamente libres y evitar toda coacción.

Otro de los momentos decisivos en la vida religiosa del campamento es la velada y la oración de la tarde. Aún cuando el capellán scout esté allí, es mejor que sea uno de los jefes quien organice e incluso que dirija el rezo vespertino. A ser posible, que no quede reducido a un rápido padrenuestro. Algunas palabras improvisadas sobre los acontecimientos del día, una bella oración entresacada del devocionario; las letanías de los santos patronos de la manada, tropa y brigada (los santos patronos de cada uno de los muchachos /as); una plegaria por los padres o por los ausentes, despertarán mejor su sentimiento religiosos. ¿Y por qué no un minuto o dos de silencio absoluto alrededor del fuego o al claro de luna?.

No olvidemos nunca que es muy bueno que los scout tomen parte activa en esta vida religiosa del campamento. No estamos allí para dirigir y dictar, sino para escuchar y sugerir. La finalidad del escultismo es procurar que los muchachos /as se interesen por su propia formación y, por lo tanto, también por su desenvolvimiento religioso. Es excelente encargar a tal scout, o a una seisena, patrulla o brigada, la organización, en todo o en parte, de la oración de la mañana o de la tarde. Y si los muchachos /as tienen ideas en el curso de la preparación de la misa, de la velada religiosa o de cualquier ceremonia, no ahoguemos sobre todo sus iniciativas. Velar simplemente para que se realicen con gusto y según el espíritu de la Iglesia y de la liturgia. Alentemos todo lo bueno que pueda nacer en sus corazones y, frecuentemente, nos maravillará la franca amistad con el Señor que en ellos se alberga.

Las oraciones de antes y de después de las comidas son excelentes a condición de que sean bien hechas y muy variadas. Excelente también unos momentos de recogimiento antes del consejo de seisena, patrulla o brigada o ante una gran decisión  en la roca del consejo. Si se hace una encuesta en el pueblo, no olvidar el aspecto religioso de la vida parroquial, y si los scout van a visitar al cura párroco, que no sea sólo para preguntarle sobre las esquilas del campanario. A los scout puede hacérseles tender las preocupaciones pastorales de una parroquia rural. Terminado el campamento, los jefes rezan por sus muchachos /as, en compensación, en ofrenda, en acción de gracias.

LA INSTALACIÓN

EL ORATORIO

Cuando en el campo no hay altar, el oratorio es el lugar más apropiado para la plegaria de los scout. Si se sitúa algo apartado, facilita la plegaria personal y el recogimiento; contrariamente, situado cerca del campamento recuerda frecuentemente a los scout la presciencia del Señor.

Puede construirse de manera muy sencilla sin que, por ello, sea menos bonito: imagen cruz, etc., colocado en el entroque de dos ramas en un árbol; en la enfractuosidad de una roca, o por el contrario ser el resultado de un trabajo de carpintería efectuado ya sea en el propio sitio o preparado con anterioridad al campamento. A menudo se añade un atril sobre el que se coloca una Biblia o el Leccionario del Grupo Scout (prever una tela de nylon para recubrirlo en caso de lluvia).

EL ALTAR
 
Los Scout  escogen su emplazamiento:
 
  • Buscar un bello y, en cuanto sea posible, con grandeza. Este lugar puede ser: una hermosa bóveda de árboles; una eminencia del terreno; un rincón de la pradera.
  • Evitar instalarlo a pleno sol, puesto que serpia molesto para los fieles, y sobre todo para el sacerdote.
  • Que sea suficientemente grande y llano para permitir una buena reunión en círculo y los actos litúrgicos (procesiones de ofrenda, comuniones, etc.)
  • Tranquilo, lejos de las viviendas.

PREPARACIÓN DEL TERRENO

Si fuere necesario: limpiar, desbrozar el terreno y aplanarlo. Es preciso que el lugar sea claro, impecablemente limpio, sobre todo alrededor del altar (en algunas ocasiones el uso de un rastrillo es muy útil). Si el cuadro donde se encuentra el atar, aun sin estar desprovisto de belleza, no tuviera un marcado aspecto religioso, puede suplirse este defecto limitando la capilla con unas piedras, unos troncos, etc. Estas delimitaciones facilitan la reunión de los scout y, durante el día, inducen, a los muchachos /as, llevados por el ardor del juego, a respetar aquel lugar santificado para la misa.

MONTAJE DEL ALTAR

El altar se confeccionará con gran esmero. Es necesario que sea muy bello y suficientemente sólido. Es conveniente saber por anticipado la clase de materiales de que se dispondrá para su construcción, para no ser tomados por sorpresa y estar seguros de que se dispondrá de un buen altar.

SUS DIMENSIONES

  • Altura: 1 o más metros.
  • Ancho: 40 a 50 cm.
  •  Largo; cuando menos de 1,60 m. a 2 m.
 PUEDE ESTAR HECHO
 
  • Con madera ensamblada según un croquis acotado previamente.
  • Con materiales diversos: leña cortada (muy buena utilización) y aun: con toneles, balas de paja, piedras, etc. A pesar de la rusticidad de estos materiales, utilizándolos con buen criterio, pueden tener cierta belleza.
  • También puede utilizarse una mesa. Pero casi siempre debe ser alzada con el fin de obtener la altura deseable. Cuidar de la estética del arreglo.
Encima del altar ya sea con una tabla, o con un enrejado, construido con anterioridad o en el mismo lugar, se prepara una superficie bien llana y en equilibrio estable.  En algunos casos será necesario fijar esta superficie a fin de evitar el peligro de un deslizamiento. El sacerdote ha de poder desplazarse fácilmente alrededor del altar cuando esté colocado de cara a los fieles.

CRUZ: puede confeccionarse una gran cruz que se colocará delante o detrás del altar, pero puede considerarse suficiente la cruz colocada encima del altar.

MESA AUXILIAR (credencia): es cómodo (pero no indispensable) para los servidores, disponer una mesita auxiliar para poner en ella las vinagreras (puede ser un tronco, trípode, cajón, etc.).
 
 OBJETOS LITÚRGICOS: los Scouts pueden confeccionar, mejor antes del campamento, ciertos objetos que verán después con alegría y orgullo del altar (candelabros, cruz, atril, etc.)
 

Hno. Esteban Cubillas Gómez

Capellán del Grupo

FIRME EL LIBRO DE VISITAS..!!!!....................
El Grupo realiza sus actividades normales los días sábados de 15:00 hs. a 17:20 hs. en la Iglesia de San Antonio de Pádua del Barrio Sajonia.

Participe..!!!!

------- > Vaya a "PROXIMAS ACTIVIDADES" !!!!!!!!!... participe..!!!!!
Las Mejores Patrullas..!!!!
Actualizaciones..!!! Nuevos Miembros..!!!!
Los Libros de Oro..!!!
Proximamente para los que fueron scouts del Grupo...!!!
Tenemos sus Premios y Galardones ganadosss!!!!
Entérese quien fue la persona que mas campamentos tuvo!!!
Quien siempre se comía la galleta cuando el Jefe no estabaaaa.!!!!
Quien es el Scout que le tiene miedo a las sapitoss!!!!
Contactos Rapidos en ON-LINE en estos momentos: __________________ Jefe de Grupo: J.P.I.M.Ing. Eduardo Prieto --->mensseger: eprietol@hotmail.com __________________ Jefe de Unidad: Luis Centurion --->mensseger: bycentu@hotmail.com __________________ Jefe de Unidad: Robert Penayo ---->mensseger: penayorobert@hotmail __________________ Rovers en Servicio Mario Riveros ----->mensseger: selvyderiveros@hotmail __________________ Powered : by TTE.MARTINO

Search Engine Optimization and SEO Tools
Amfibi Web Search & Directory Amfibi Web Search & Directory Amfibi Web Search & Directory Amfibi Web Search & Directory Amfibi Web Search & Directory Amfibi - General search engine which includes its own index of websites and a directory provided by the Open Directory Project.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=


MusicPlaylistRingtones
Music Playlist at MixPod.com